Ecobierzo reclama “más y mejores” apoyos de las Administraciones para el comercio urbano

Mercado y negicios urbanos. Ponferrada, 14 jun. 2008. Foto: Enrique L. Manzano.

Mercado y negicios urbanos. Ponferrada, 14 jun. 2008. Foto: Enrique L. Manzano.

El comercio urbano y de barrio “humaniza” las ciudades, las vuelve más seguras y agradables, y es para muchas personas mayores, con una movilidad más limitada, una tabla de salvamento que alivia su quehacer diario.

Son muchos y variados los servicios que aporta el comercio urbano a los ciudadanos, tantos que pueden llegar a pasarle desapercibidos y no sea capaz de darse cuenta de la enorme función social que realizan. Buscándole tres pies al gato se podría criticar que suelen ofrecer precios ligeramente superiores a las grandes superficies o que la compra de la cesta diaria en estos establecimientos pueda exigirnos más tiempo.

Inconvenientes que a juicio de esta asociación se ven ampliamente superados por esa “humanización” de la vida a la que hacíamos alusión antes, y que aportan al barrio y a la ciudad en general. En los pequeños comercios el trato suele ser más personal que en los grandes, incluso con frecuencia conocen nuestras preferencias, y asimismo suelen ser los primeros a la hora de aportan su colaboración a las actividades sociales del barrio.

El comercio urbano aporta alegría, bienestar, luz y protección con sus escaparates, más calor humano en el trato e información de proximidad. También contribuye a la economía alquilando locales, creando empleo y dando de comer a muchas familias. Las ciudades dejan de serlo, o al menos tal como las imaginamos la mayoría, cuando estos negocios, como consecuencia de la crisis, se ven obligados a cerrar dejando en su lugar un triste espacio vacío.

Los beneficios del comercio de barrio suelen redundan en mejoras el mismo, la ciudad y el país entero en definitiva, ya que acostumbran a quedarse dentro del mismo. Así mismo combaten el cambio climático al disminuir la huella ecológica ciudadana, y obligarnos a caminar un poco más, lo que redunda en una mejora de nuestra salud.

Son éstas algunas de las ventajas de este comercio urbano y de barrio que superan con creces los posibles pequeños inconvenientes que puedan presentar.

En estos días decenas de estos comercios han decidido apagar las luces de sus escaparates, tanto en Ponferrada como en Bembibre, como protesta contra la grave situación que atraviesa el sector. En este sentido, la Asociación Cultural Ecobierzo se solidariza con la Asociación de Comerciantes Urbanos Templarium a la hora de reclamar una mayor y mejor atención de parte de las administraciones.

El desastre lo estamos viviendo ya, sólo hay que pasearse por algunas de las avenidas de muchas de nuestras poblaciones, hoy desiertas cuando antaño estuvieron repletas de paseantes y alegres comercios ¿Es este el modelo de ciudad que queremos para nosotros y nuestros hijos?

Ecobierzo.org.

Anuncios